COMER EN FAMILIA

Cada vez es más frecuente que las familias no coman juntas, si bien es cierto que con las prisas y los horarios incompatibles no siempre se puede hacer, hay que tratar, al menos una vez al día, por ejemplo en la cena, y si no es posible, por lo menos el fin de semana, que la familia se siente a la mesa a comer, conversar y compartir sus vivencias y pensamientos.

rescatar-el-habito-de-comer-en-la-mesa-9-638

c2La comunicación, la confianza, la educación y los valores, son cosas que se trabajan y se fomentan en el día a día. El amor y el compromiso no se cuentan se demuestran, necesitan tiempo y dedicación.

Los buenos momentos compartidos son recuerdos imborrables, el poder conocer el día a día, las inquietudes y las ideas de las personas con las que convivimos es una alegría que no nos debemos perder.

 ¡LA FAMILIA SE CONSTRUYE ALREDEDOR DE LA MESA!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en AMOR, DIOS, FAMILIA, FE, HIJOS y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s