ESTOY ORGULLOSA DE SER CRISTIANA

Hoy en la misa se lee el evangelio del que, según San Juan, es el primer milagro de Jesús:
Las bodas de Caná.

BODASQue maravillosa imagen la de ese Jesús vital
al que le gusta vivir y celebrar con los amigos,
que bondadosa esa preocupación de María
por detectar las necesidades de los demás y ayudar,
y que entrañable esa relación madre – hijo
en la que ella sabe que si le pide algo
Él no la defraudará.

El Cristianismo es una religión particular
en la que en el fondo sólo se nos exige que amemos y seamos felices,
así de fácil y de difícil.
Amar a Dios y al prójimo como a nosotros mismos.
Ser felices en la certeza de que Dios nos ama y nos acompaña siempre,
aún en las peores dificultades.

Que profundo es esto y cuantas vocaciones brinda de personas voluntarias
que dedican su vida, o su tiempo libre según el caso,
a ayudar a los demás sin esperar nada a cambio
más que la paz y la alegría que esa entrega les brinda.

Ya sabemos que hay cristianos que hacen cosas mal
pero si alguien hace algo que va contra lo que nuestra fe nos pide
los errores son del que los comete
y eso no le resta validez al mensaje y la doctrina.

 Por todo eso y porque es la única religión que nos pide:
Ver en cada persona que se cruza en nuestro camino a un hermano.
Perdonar y amar al enemigo.
Poner la otra mejilla antes de agredir al prójimo.
Ayudar a los demás independientemente de su raza y su religión.

 ESTOY ORGULLOSA DE SER CRISTIANA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en AMISTAD, AMOR, AUTOAYUDA, AYUDAR A LOS DEMÁS, CAMBIAR EL MUNDO, CONSECUENCIAS DE LA GUERRA, DIOS, FAMILIA, FE, JESÚS DE NAZARET, JUSTICIA, VOLUNTARIADO. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a ESTOY ORGULLOSA DE SER CRISTIANA

  1. icástico dijo:

    Nada que objetar y me alegro de tu orgullo. Solo decirte que se puede hacer lo mismo y entregarse a los demas sin necesidad de practicar ninguna religión.

    Le gusta a 1 persona

    • marinside dijo:

      Estamos totalmente de acuerdo, hay personas que hacen muchísimo por los demás y que están llenas de bondad porque su propia conciencia se lo dicta sin tener que ver con ninguna religión y eso tiene especial mérito.
      Siento un profundo respeto por las creencias de todos, tengo la suerte de tener amigos de distintas religiones y ateos, los aprecio y de todos he aprendido mucho.
      La “ventaja” que tenemos los cristianos es que el sentirnos amados por Dios e intentar ver con amor a todos (aunque a veces eso no es fácil) nos da mucha paz y alegría.

      Le gusta a 1 persona

  2. !ESTOY ORGULLOSO DE SER CRISTIANO! Y feliz, y agradecido, sobre todo agradecido porque todo es gratuito.
    Que Dios te bendiga; además tenemos la suerte de que María está siempre “pendiente”

    https://enlasdosmanosdedios.wordpress.com/

    Un abrazo

    Ramón

    Le gusta a 1 persona

    • marinside dijo:

      Y que suerte tener a esa Madre amorosa que al igual que en las Bodas de Caná está pendiente de nuestras necesidades para pedirle a su hijo que nos ayude.
      Yo creo que si los que no son cristianos descubrieran lo maravilloso que es, tendríamos colas para entrar en las iglesias. Lo que no sé es como transmitírselo.
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

      • La verdad es que resulta complicado, incluso con los más cercanos, familia, hijos; al final se da uno cuenta que es el Espíritu, como veíamos hoy en la segunda lectura de Pablo, quien mueve estos hilos de forma bastante misteriosa; además ese Espíritu nos deja sin excusa, porque todos podemos “hacer algo”, todos tenemos “algo que dar” todos tenemos nuestro “don” para los demás.

        Sigo viendo entradas muy interesantes en tu blob, !enhorabuena!

        Un abrazo

        Le gusta a 1 persona

      • marinside dijo:

        Tienes razón todos tenemos nuestro “carisma”, aquello a lo que Dios nos tiene destinados para hacer del mundo un lugar mejor. El problema es que para descubrirlo tenemos que dejar a un lado el ego, orar y dejarnos llevar por la voluntad de Dios.
        Me alegro que te guste mi blog, trato de transmitir la verdad, que los cristianos somos personas normales y corrientes, con sueños, ilusiones, sentido del humor y mucho compromiso por el bien común.
        Un abrazo

        Le gusta a 1 persona

  3. Debemos estar orgullosa de ser seguidoras de Cristo, pero el seguimiento tenemos que demostrarlo en nuestro día a día porque hay personas que no creen en él y demuestran con su comportamiento más amor, solidaridad y humanidad que nosotros. Siempre me preocupó una frase que leí de Gandhi que decía: “Me gusta Cristo pero no los cristianos porque no se parecen en nada a Él”, conforme he ido creciendo en edad, soy iglesia desde muy joven, y también en fe y formación me he dado cuenta que en parte lleva razón, muchos nos decimos cristianos de “boquilla” y no de corazón, porque ser cristiano es maravilloso, pero el compromiso que conlleva no es nada fácil y anteponemos nuestros intereses personales, (la familia, la institución, ect… ) a los intereses del prójimo o de la humanidad, me viene ahora mismo a la mente la parábola del Buen Samaritano.
    Tenemos por delante una gran tarea testimoniar que Cristo vive. Se alegra con quien tiene y comparte alegría, paz, amor y justicia. Sufre con quien vive la enfermedad y el dolor, la soledad, la falta de trabajo, de vivienda, ect. Por suerte hay muchas cristianos católicos y de otras confesiones, así como no creyentes, luchando por el bien común; pero yo, como católica echo de menos muchas veces no ver a la jerarquía implicándose más en los problemas de la humanidad. El papa Francisco va mucho en esa línea una Iglesia institución más cercana y humanizada, porque Dios se hizo hombre precisamente para estar cercano al hombre.
    ¡Vaya me extendido más de lo que pensaba! Aunque el tema da para mucho más. Un cordial abrazo desde Sevilla

    Le gusta a 1 persona

    • marinside dijo:

      Excelente comentario y no es que te has extendido mucho sino que hay mucho que decir y mucho por hacer. Creo que la iglesia primitiva creció porque seguía las enseñanzas de Cristo y producía admiración y respeto. Tenemos que volver a nuestras raíces “amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos”.
      Un abrazo desde Coruña a mi querida Sevilla (le tengo un especial aprecio porque mi marido es de allí)

      Me gusta

  4. Te alabo por esa manera en que tienes de pregonar tu fe cristiana. Muchos/as que sentimos y pensamos como tú no somos lo suficientemente valientes como para hacerlo. Sientete orgullosa por ello. Buenas noches.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s